Rohm2222

Cuando la ambición no descansa pone una mentira en cada guerra. Dilapidando hombres, espera que sucios sudarios firmen la paz con las venas vacías.

....... ............................................Que nada nos quite nuestra forma de disfrutar la vida

10.5.07

Regalo.

Era sábado y salí al camino todavía de noche, Chucho salió a despedirme cuando bajaba por el camino hacia la carretera. A lo lejos, en el establo, las vacas mugían reclamando a mi padre para que las ordeñara. Ya amanecía cuando llegó el autobús. Me senté en el fondo tan ancho como cinco asientos. Disfruté de las dos horas de viaje hasta la ciudad viendo a los pasajeros que subían y bajaban. Enfrente de la estación de autobuses estaba la heladería que a mi me gusta. Me compré un gran helado de fresa y vainilla. Llegué a tiempo de tomar el mismo autobús que me había traído. Subí satisfecho el camino a casa, donde Chucho salió a recibirme.
Mi madre me preguntó:
-Donde estabas.
-Fui hasta el río.- mentí.
-Te tengo dicho que no te alejes sin avisar. Vete poniendo la mesa que tendrás hambre. Estuve mucho tiempo ahorrando para poder hacerme mi propio regalo. Porque ya soy mayor. Hoy cumplo los seis años.

1 Comentarios:

A las 25 de junio de 2007, 23:26, Anonymous Anónimo dice...

pase a ver y vi, me gusto lo del viaje y los helados.
¿que le regalaron los padres?, seguro que de poostre le dieron helados de fresa y vainilla.
esa era la sorpresa que le guardaban los padres para su cumpleaños.
saludos del cartonman
gustavo

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Volver